La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

PROYECTO MUSEO DEL AJEDREZ

https://museodelajedrez.es



Mis trebejos

María Jesús Lamarca Lapuente

Ver trebejos


   Avalan este proyecto

     Personas e instituciones que avalan el proyecto

     Ver


 

   Apoye este proyecto

     Aparezca en la lista de personas o instituciones          que apoyan este proyecto

     Apoyar


 

El edificio histórico

El Palacio de los Vargas o Palacio de la Casa de Campo está ubicado en las riberas del Manzanares, junto a la Puerta del Río y el Puente del Rey, en las proximidades de la Huerta de la Partida. Se trata de un edificio de origen renacentista vinculado históricamente a la monarquía española desde que Felipe IIcompró la casa de campo y terrenos colindantes en 1562 a Fadrique de Vargas.Alrededor del mismo, se constituyó en el siglo XVI el Real Sitio de la Casa de Campo, prolongando los terrenos situados a los pies de la fachada occidental del antiguo Alcázar mediante unconjunto de bosques, huertas, jardines, grutas y estanques que bajo el proyecto encargado a Juan Bautista de Toledo, modificaron el paisaje circundante al Palacio. 

 

Paisaje de la Casa de Campo. Félix Castello, 1634. Museo de Historia de MadridPaisaje de la Casa de Campo. Félix Castello, 1634. Museo de Historia de MadridPaisaje de la Casa de Campo de Félix Castello, 1634. Museo de Historia de Madrid

 

El palacio mantuvo su aspecto renacentista (dos cuerpos y un núcleo central con fachadas abiertas al exterior por medio de galerías de arcos y prominentes columnas) hasta 1767, cuando Francesco Sabatini por encargo de Carlos III remodeló el edificio confiriéndole una fisonomía neoclásica. El diseño del jardín también era completamente renacentista, con parterres cuadrados siguiendo una malla geométrica. En conjunto, se trataba de un auténtico belvedere con vistas al antiguo Alcázar medieval (donde se ubica hoy el Palacio Real), un lugar de descanso y recreo para disfrutar del entorno con jardines, fuentes, huertas y amplia zona de caza. Al fondo se hallaba la Galería de las Grutas, una lonja dividida en cinco grutas o espacios abovedados. En cada una de las grutas había un elemento diferenciador bien fuera un juego óptico u otra peculiar decoración. Se tiene constancia de una sala de burlas, dotada de un mecanismo que echaba agua y se accionaba al entrar los invitados; una sala con mosaicos y otra dotada con esculturas mitológicas. De los cinco tramos de la galería sólo quedan dos y no se conserva nada de su decoración interior. 

En 1808 el rey José Bonaparte que residía en el Palacio Real y que prefería la seguridad, la intimidad y los espacios abiertos alejados del entorno urbano que le proporcionaba esta finca de recreo, encargó a Juan de Villanueva la construcción de una vía para unir ambos sitios reales (el actual Túnel de Bonaparte). Villanueva también elaboró un nuevo proyecto de jardinería, siguiendo el estilo francés, para las inmediaciones de la casa-palacio (Jardines en el lugar llamado Reservado). 

Fernando VII manda construir el Puente del Rey (1808) para conectar la Casa de Campo con los jardines del Campo del Moro y el Palacio Real. Será un puente exclusivo para la monarquía. 

Ya en el siglo XIX, la regente María Cristina mandó construir en el Reservado de la Casa de Campo, sobre la parte derruida de la Galería de Grutas, un cuerpo de guardia de carácter historicista. Se trata de una estructura cilíndrica de ladrillo rojo y piedra caliza, con un remate almenado que semeja una torre.

 Torre del Cuerpo de GuardiaTorre del Cuerpo de Guardia

 

El 20 de abril de 1931, seis días después de proclamarse la Segunda República, el Estado cedió al Ayuntamiento de Madrid el Real Sitio de la Casa de Campo, que lo convirtió en parque público de propiedad municipal

En la Guerra Civil (1936-1939), el Palacio de los Vargas no sufrió daños de consideración a pesar de que la Casa de Campo se convirtió en frente de batalla y en escenario de la Ofensiva y Defensa de Madrid. 

Una vez perdido su destino como sitio de caza y recreo de la monarquía, y ya durante el franquismo, la Casa de Campo fue el escenariode cuantiosas celebraciones de carácter político, social y económico que dejaron su impronta en la vidanacional. Y en los años 70, el pulmón verde de Madrid se convirtió en merendero y lugar de recreo y esparcimiento de miles de madrileños que acudían al lago, a los restaurantes, al Zoo, Parque de Atracciones o a las celebraciones y exhibiciones de los Pabellones y Recintos Feriales.  

 


El 15 de julio de 2010, la Comunidad de Madrid declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Sitio Histórico, la Casa de Campo de Madrid con el fin de proteger este espacio emblemático para evitar su futura degradación. En esta declaración, se contempla que la casa-palacio tendrá, junto con la Galería de las Grutas, un uso característico cultural y/o museológico, ligado preferentemente a hechos o actividades relacionados con el Sitio Histórico. (Decreto 39/2010 de 15 de julio, BOAM núm. 275).


   Cartel de Obras de restauración de las grutas y jardines renacentistas de Felipe IICartel de Obras de restauración de las grutas y jardines renacentistas de Felipe II

 

Palacio de Vargas restauradoPalacio de Vargas restaurado

 

Siguiente>